Todo lo que quieres, se puede proteger
10 noviembre, 2016
Cómo se debe circular por las rotondas
11 noviembre, 2016

Cuando tenemos un percance con nuestro coche, lo que queremos es que esté reparado lo antes posible y que quede exactamente igual que como estaba. Para iniciar el proceso de peritación tenemos que llamar al teléfono de atención al Cliente de Reale, comunicar el siniestro y llevar nuestro coche al taller para que un perito pueda identificar los daños y evaluar el coste de la reparación.
El perito es el técnico que valorará los daños del asegurado, las coberturas de la póliza y será quien determinará que hay que reparar o por cuanto hay que indemnizar al asegurado. Para realizar esta labor los peritos cuentan con formación específica; titulación en ingeniería o automoción, o las certificaciones que emiten la Dirección General de Seguros y la Asociación de Peritos de Seguros y Comisarios de Averías.
¿Qué hace el perito?
Esta valoración la hace junto al mecánico del taller, quienes analizarán si la morfología de los golpes se corresponden con la versión declarada del siniestro: daños de aparcamiento, colisión con un contrario, daños producidos por un robo, etc. Para poder evaluar correctamente estos daños en determinados casos la peritación tiene que hacerse en varias fases, una inicial para calcular los daños que se ven a simple vista y una más profunda para la que es necesaria desmontar ciertas partes del vehículo.

¿cómo valora los daños?
La subjetividad no tiene cabida en este tipo de revisiones ya que una vez se ha determinado el daño, todos los parámetros de la reparación: horas de mano de obra, precio de piezas, tiempos de reparación, piezas sustituidas y demás elementos, se introducen en programas, dónde se calcula de forma automática el coste de la reparación.
La última fase en la que interviene el perito es para comprobar si se han reparado todos los daños identificados y comprobar que todo el trabajo se ha hecho cumpliendo los estándares de calidad necesarios.