Todo lo que quieres, se puede proteger
10 noviembre, 2016

Puede que cuando oyes hablar de un seguro de vida te suene a algo lejano y pienses que no lo necesitas, ya sea porque eres joven o incluso demasiado viejo. Quizás tienes claro que no va a pasarte nada, o todo lo contrario, o simplemente no tienes ni idea de para qué sirven estos seguros.

En estos  casos, un buen asesoramiento es importante y en Reale Seguros tenemos hasta 8 tipos de seguros de vida diferentes. En términos coloquiales podríamos decir que el seguro de vida es el guardaespaldas que te acompaña durante todo tu camino, para salir al rescate en caso de que las cosas se tuerzan. Hablamos de los seguros de vida riesgo, los que garantizan un capital para los tuyos en caso de que tú fallezcas, o una indemnización para ti en caso de incapacidad permanente.

¿Quién es el beneficiario del seguro de vida?
Cualquier persona que designe el asegurado puede ser el beneficiario de un seguro de vida, incluso aunque no tengan parentesco. Puedes nombrar a alguien explícitamente o, si no se ha hecho designación expresa, irá directo a los herederos. En caso de que un familiar tuyo fallezca y desconozcas si tenía un seguro de vida, puedes hacer la consulta en el Registro de Contratos de Seguros, donde las aseguradoras incluimos toda la información sobre los productos que contratan nuestros clientes.

Complementar la pensión de jubilación
Además del seguro de vida-riesgo, existe una modalidad de vida-ahorro, con la que tus aportaciones te ayudarán a tener una calidad de vida mejor durante  los años que vivirás jubilado para que puedas disfrutar de tu tiempo libre.  Este tipo de seguros de vida, da rentabilidad a tus ahorros y le da tranquilidad a tu futuro.

seguro_vidaahorro_blogimg